Tarjeta de prepago

¿Qué es una tarjeta de crédito prepago?

Una tarjeta crédito prepago es una gran alternativa a la tarjeta de crédito. Por ello, la prepago se ha convertido en la primera opción en todo el mundo.

Tarjetas de crédito Prepago

Las tarjetas de crédito prepago funcionan muy parecido a las tarjetas prepago de cualquier operador bancario. Primero, cargas la cantidad de dinero que deseas usar en tu cuenta de tarjeta prepago. Y luego, similar a una tarjeta de crédito normal, utilizas estos fondos en cualquier lugar en donde acepten tarjeta de crédito, sin tener que pagar intereses o cargos por demora: sólo vas a gastar lo que tienes disponible en tu cuenta prepago sin necesidad de utilizar una línea de crédito como ocurre con las tarjetas de crédito habituales. De esta forma, nunca tendrás una comisión por descubierto con y podrás administrar tu dinero sin problemas.

  • Puedes recargar tu tarjeta gratis mediante transferencia bancaria, empleando tu IBAN.
  • Olvídate de las comisiones por descubierto y de los intereses.
  • No vamos a verificar tu historial de crédito.
  • Puedes controlar todos tus gastos.
  • Sin vínculos con tu cuenta bancaria habitual ni con agencias de verificación de crédito como Asnef o RAI.
  • Mantente al día de tus ingresos y gastos gracias a las alertas, APPs de móvil.
  • Puedes usarla en más de 36 millones de establecimientos y en más de 2 millones de cajeros automáticos.
  • Una inteligente alternativa a una cuenta bancaria, que incluso te permitirá ingresar tus nóminas.

Debido a esto, las tarjetas prepago como la están libres de verificación de crédito. Esto significa que se revisa el historial de impagos antes de autorizar el pedido. La tarjeta Prepago tampoco está registrada en ningún organismo de verificación de crédito. Por tanto, tu solicitud de tarjeta de crédito será procesada sin ninguna verificación previa. Incluso aunque estuvieras inscrito en cualquier fichero de morosos, o registrado en el ASNEF, en el RAI o en el Badexcug, aún así podrías solicitarla igualmente. La tarjeta Prepago no depende de tus ingresos y no necesita una comprobación previa de tu nómina para controlar que eres solvente. Se garantiza el 100% de tasa de aceptación y una respuesta inmediata a tu solicitud.